jueves, 14 de mayo de 2009

The Flying Longboarder

Mucho lío, algun baño y demás historias... total, que llevo ya un tiempo sin actualizar y se me acumulan unos los temas...


Empiezo por The Flying Longboarder, un proyecto muy chulo de Florian... una pequeña surfshop de esas que a mi me gustan tanto y que en España casi no hay (digo casi porque no conozco ninguna más, pero igual sí las hay) Pequeña surfshop vs. gran surfshop... Por cierto, en Surfline están dedicando una sección a tiendas muy atractiva... ¡da mucho mono, vaya!
Continuo... me siento muy identificado con este tipo de tiendas que apuestan por la calidad, el producto con personalidad, cositas o cosotas especiales en pequeñas dosis. Y si además se acompaña de arte, mejor todavía.


La excusa para hablar de esta tienda es que tiene nueva web, échenle un vistazo, que merece la pena... Este tipo de iniciativas hay que apoyarlas, si no acabaremos comprando wax en centros comerciales, con dependientas que no saben que viento sopla.

Un saludo.
Eduardo.

3 comentarios:

Iván Osío dijo...

... Lo que dices de Surfline es Cierto y realmente puedes hacer compras con confianza que llega yo compre el libro de The Pipeline: Deep Inside y llegò en una semanita solo, por ahi.. y con el dolar al cambio te sale casi igual que el euro si sumas el envio.

Anónimo dijo...

Trato exquisito y gente con la que da gusto hablar sin tener la sensación de que todo lo te esta contando, tiene al final una clara intención comercial como sucede en la mayoría del resto de tiendas.....
Un saludo Eduardo y buena suerte Flo........ que no la va a necesitar ya que la buena suerte no se encuentra ya que en un 90%, se busca......

Aitor

Chusma dijo...

Eso si que es una surfshop no las boutiques de ropita de marca y poco material de surf, y niñas monas que no distinguan un invento de un cinturón, tienda conceptual y en manos de alguien que sepa de surf.

Me llama la atención el bonzer un tanto extraño que lucen en su catalogo, todo lo demás de 10